lunes, 11 de enero de 2016

David Bowie, muere la legendaria estrella del rock, icono estético y artístico de la 2ª mitad del siglo XX


David Bowie llevaba 18 meses luchando contra el cáncer y finalmente ha perdido la batalla, pero eso no le impidió seguir trabajando hasta el final. El día 7 de enero publicó su último videoclip ‘Lazarus’, el segundo single de ‘Blackstar’. Muy en su línea de sorprender en cada verso, el artista inglés parecía estar despidiéndose con frases como “mira aquí arriba, estoy en el cielo”, “no tengo nada más que perder” y “seré libre”.

Con los ojos vendados y postrado en una cama de manicomio, David Bowie interpretaba su tema de despedida en una especie de lecho de muerte. Otra vez el músico transportaba a sus seguidores a un mundo transgresor, trastornado y que no deja indiferente a nadie.

El videoclip de ‘Lazarus’, algo más breve que la canción original, fue dirigido por Johan Renck, el mismo que se hizo cargo del vídeo de ‘Blackstar’.

El último disco de David Bowie tiene solo siete canciones pero resulta muy oscuro, «Blackstar», sin que nadie salvo su entorno más próximo pudiera percatarse del verdadero significado, está plagado de referencias a la muerte y tiene un tono agónico. Para empezar, en el vídeo «Lazarus» que acompaña al single, comprobamos cómo Bowie narra una historia desde el más allá, y en un tono agónico. Pero «Blackstar» comienza, de hecho, con una ejecución y justo después se pone más lúgubre. Hasta el final. Aunque nadie podía saber que el final iba a resultar tan inminente.