miércoles, 11 de junio de 2014

La posible vuelta de The Kinks



 Los hermanos Ray y Dave Davies pusieron fin a The Kinks en 1996. Desde entonces, las especulaciones sobre un posible regreso han circulado de manera intermitente, pero en esta ocasión podría ser la definitiva, según el propio Ray.

 En declaraciones al Sunday Times, Ray ha explicado que se ha reunido ya con su hermano para debatir la posibilidad de un regreso. Esto indicaría que la pareja, conocida por sus peleas y encontronazos, habría limado sus diferencias.

 Así, Ray ha señalado que también han mantenido conversaciones telefónicas e intercambiado emails, al tiempo que ha manifestado su deseo de volver a componer con Dave.

Publicaron "Muswell Hillbillies" (1971), un Lp que hermanaba sonoridades americanas y británicas, con trazos country, vodevilescos, blues y rock.

El infravalorado "Everybody's in Showbiz" (1973), álbum doble que aunaba nuevas canciones, entre ellas el homenaje al cine "Celluloid Heroes", y otras antiguas ofrecidas en directo, resultó otro estimable trabajo que no encontró demasiada resonancia en su época, al igual que las meritorias óperas rock "Preservation Act" (1973) y "Preservation Act 2" (1974).

El método de trabajo desarrollado en sus previos discos prosiguió con "Soap Opera" (1975) y se frenó con "Schoolboys in disgrace" (1976), un Lp menos pretencioso y más rockero que sus predecesores que tampoco logró enganchar a sus fans, lo que provocó su salida de la RCA para firmar un contrato con Arista Records.

John Dalton dejó a los Kinks y fue reemplazado por Andy Pyle.

Sus Lps en Arista sonaron más contundentes, siendo mejor recibidos en los Estados Unidos que en su propio país, hecho que provocó su asentamiento en tierras americanas.

"Sleepwalker" (1977) retomó a los Kinks más punzantes y alejados de la aspiración conceptual, al igual que el satisfactorio "Misfits" (1978), un disco en el que regresó Dalton, quien sustituyó de nuevo a Pyle para volver a marcharse poco después.

El teclista Gordon Edwards y el bajista Jim Rodford, antiguo componente del grupo Argent, se añadieron a la banda para grabar "Low Budget" (1979), estupendo trabajo de notables resultados comerciales en los Estados Unidos (número 11 en el Billboard), país en donde obtuvieron mayor estimación musical durante la última etapa de su longeva carrera.

Sus actuaciones en vivo, Lps como "Give the people what they want" (1981) o "State of confusion" (1983), y populares singles como "Destroyer" (número 3 en el Billboard) o "Come dancing" (número 6) fueron nuevos triunfos americanos para los Kinks cuando su estela de éxitos ya se había frenado hace tiempo en el Reino Unido.

El veterano miembro original Mick Avory fue reemplazado en las baquetas en 1984 por Bob Henrit, batería que al igual que Rodford había formado parte de la banda Argent.

El disco "Word of mouth" (1984) no fue tan bien recibido como sus anteriores esfuerzos, siendo el inicio de su decadencia a nivel comercial.

En 1986 dejaron Arista y firmaron con MCA/London Records, en donde publicaron Lps como "Think Visual" (1986), "The Road" (1987) y "UK Jive" (1989), discos que no consiguieron recuperar su prestigio anterior.

En los años 90 ficharon por Sony Music y grabaron el apreciable "Phobia" (1993), su último trabajo en estudio que tampoco pudo remontar el vuelo comercial de esta esencial y legendaria formación británica, pieza angular de la historia del rock.

En el año 2006 Ray editó en solitario "Other People's Lives" (2006), un disco que puede ser considerado su debut como solista al margen de la banda sonora "Return to Waterloo" (1985) y el proyecto "Storyteller" (1999).

Un año después de "Other People's Lives", Davies publicó un nuevo álbum titulado "Working Man's Café" (2007). Este disco, con la intención de que llegase a una amplia audiencia, fue entregado gratuitamente con el Sunday Times el día 21 de octubre.

Pete Quaife murió el 24 de junio del año 2010. Tenía 66 años.