miércoles, 3 de agosto de 2011

Jan Stenfors


Jan creció en Helsinki en el seno de una familia más o menos normal: padres divorciados, el mediano de 3 hermanos... Su padre era maestro y director de escuela, y antes de eso, músico (toca la guitarra e incluso participó en algún disco). Cuando tenía 8 años, se mudaron a Sipoo, una zona muy tranquila a las afueras de Helsinki. Asistía al colegio Östra Svenska Läroverket, y entre sus diversiones estaba montar a caballo y tocar la guitarra; era el mejor guitarrista de su escuela. La vida era casi perfecta hasta que en 1975 algo se torció irremediablemente. Apareció en la escuela un chaval apenas unos meses mayor, chulo y bravucón, que podía tocar la guitarra mejor que él. Se llamaba Antti Hulkko (Andy McCoy). A Antti le gustó Jan porque podía tocar bien, tenía actitud y ganas de divertirse. Formaron un grupo, “The School Boys”, y tocaron en la escuela, en fiestas, e incluso en la iglesia, hasta que Antti decidió que había llegado la hora de hacer algo de verdad y se unió a bandas como Maukka Perusjätkä y Briard (la primera band punk de Finlandia, fundada por el vocalista Pete Malmi y el propio Andy), bandas en las que Jan también militaría durante una temporada. A los 15 años se tatuó el indio que luce en el brazo derecho. Luego conocería a un tal Matti Fagerholm (Michael Monroe) y en 1980 decidieron darle vida a la banda que Andy y Michael habían soñado un par de años atrás durante un trayecto en autobús. Tenían 17 años, y Jan se convirtió en Nasty McCoy antes de ser Nasty Suicide. Y el resto, como dicen, es historia: la historia de HANOI ROCKS.